Quiero que me conozcas

HAS PASADO POR DIFICULTADES, TE HAS SENTIDO SIN FUERZAS, DICES QUE NO LO PODRAS LOGRAR Y TE HAS PREGUNTADO EL PORQUE. CLAMAS A DIOS Y SIENTES QUE LAS COSAS NO SON COMO ANTES. CREES QUE NO TE ESCUCHA O TE SIENTES SIN ANIMO DE HABLARLE.
Esto sucede por una razón ¿EN REALIDAD CONOCEMOS A DIOS? Tal vez estas pasando por una dificultad a la cual no crees que resistas pero hay algo que tienes que entender de pronto te lo has preguntado ¿Por qué paso por esto? ¿Por qué esto es tan duro? ¿Por qué otros prosperan cuando hacen lo malo? Tal vez pensamos esto todo el tiempo pero para todo esto debemos confiar y Dios tiene la respuesta aunque nuestros ojos no pueden ver pero el Eterno tiene todo bajo control.
Si estas en una situación la cual es muy incómoda o difícil son porque el Eterno quiere que crezcas y que lo conozcas. Ha estas dificultades podemos llamarla el desierto muchos siervos de la escritura son gran ejemplo pero el mayor es nuestro YASHUA HAMASHIAJ (Jesús el mesías) si leemos y estudiamos la vida de nuestro amado Yahshua vemos que el también paso por el desierto donde fue tentado por satanás. El desierto es necesario para que seamos más fuertes cada vez más. Pero porque no es tan fácil como lo creíamos a ninguno de los grandes personajes o siervos que vemos en la escritura le toco fácil todos fueron probados y algo que quiero resaltar es a los tres jóvenes que estuvieron en el horno de fuego. En ese momento ellos pudieron haberse arrodillado ante la estatua pero ellos sabían a quién servían en ese momento de pronto habían muchos israelitas mas pero la escritura nos relata que ellos fueron los únicos que se negaron a hacerlo. No importan las circunstancias en que estemos debemos ser diferentes a los demás. Si no conoces esta historia te invito a que la leas en DANIEL 3.
Ahora entenderás el porqué del desierto, la disciplina y el proceso. Esto lo entenderemos aunque ya hemos venido entendiendo él porque.
Jeremías 7:23-26
Esto les dije: “Obedézcanme, y yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. ¡Hagan todo lo que les diga y les irá bien!”. »Pero mi pueblo no quiso escucharme. Continuaron haciendo lo que querían, siguiendo los tercos deseos de su malvado corazón. Retrocedieron en vez de ir hacia adelante. Desde el día en que sus antepasados salieron de Egipto hasta ahora, no he dejado de enviarles a mis siervos, los profetas, día tras día; pero mi pueblo no me ha escuchado, ni siquiera ha tratado de oírme. Han sido tercos y pecadores, aún peores que sus antepasados.

Jeremías 5:3
SEÑOR, tú estás buscando la honradez. Golpeaste a tu pueblo, pero no prestó atención. Los has aplastado, pero se negaron a ser corregidos. Son tercos, de caras duras como piedra; rehusaron arrepentirse.

Isaias42:25
Por lo tanto, él derramó su furia sobre ellos y los destruyó en batalla. Las llamas los envolvieron, pero aun así se negaron a entender. El fuego los consumió, pero no aprendieron su lección.

Algo que podemos ver en estas 3 citas es que el pueblo de Israel se caracteriza por no escuchar, por no entender. Aun cuando el Eterno a enviado profetas y siervos para hablar pero no escuchamos no queremos entender debemos prestar atención a lo que él nos está hablando el día de hoy. Esa situación por la que estás pasando es porque él está haciendo de ti un siervo diferente. En jeremías 5:3 dice que Dios está buscando la honradez de su pueblo. El Eterno disciplina y corrige también permite que nos digan las cosas antes de tiempo es decisión de nosotros si la aceptamos o no. Puede dolor lo que nos digan por eso dice la escritura.

Proverbios 27:6
Las heridas de un amigo sincero son mejores que muchos besos de un enemigo.

Cuando hablaba de los grandes siervos en el desierto. También hay otro caso que vale la pena resaltar y es moisés. Se preguntaran que porque moisés pues resulta que el después de haber matado a un egipcio fue al desierto donde después llego a madían. Donde conoció a yetro y a su esposa en esta tierra aprendió el oficio de pastor pero lo más importante es que después de 40 años el Eterno lo llamo y ahí fue donde conoció del Dios viviente. Así mismo pasa con nosotros podemos estar en Egipto pero el eterno tiene que procesarnos enviarnos al desierto para entender cuál es nuestro llamado y más que todo conocerlo.

Oseas 6:1-6
Vengan, volvamos al SEÑOR. Él nos despedazo pero nos sanará. Nos hirió, pero ahora vendara nuestras heridas. Dentro de poco tiempo él nos restaurará, para que podamos vivir en su presencia. ¡Oh, sí conociéramos al SEÑOR!. Esforcémonos por conocerlo. Él nos responderá, tan cierto como viene el amanecer o llegan las lluvias a comienzos de la primavera. Oh Israel y Judá ¿Qué debo hacer con ustedes?-pregunta el SEÑOR- . Pues su amor se desvanece como la niebla de la mañana y desaparece como el roció a la luz del sol. Envié mis profetas para destrozarlos, para aniquilarlos con mis palabras; con juicios tan inevitables como la luz. Quiero que demuestren amor no que ofrezcan sacrificios. Más que las ofrendan quemadas quiero que me conozcan.

En Oseas vemos lo que el Eterno quiere que hagamos en este tiempo y es conocerlo. Algo que nos damos cuenta en esto es que solos no podemos hacer las cosas. obedezcamos, escuchemos y no rechacemos la disciplina en este momento de disciplina se sabe cuáles son los siervos que adoran en espíritu y en verdad.

Proverbios 15:32.
Si rechazas la disciplina, solo te harás daño a ti mismo, pero si escuchas la corrección, crecerás en entendimiento.

Conócelo él es el único que puede estar con tigo en todo momento. Acuérdate que cuando DIOS calla es cuando está trabajando.

Por: Katherine Daniela Guzmán (15 años)