¿Como Meditas las Escrituras?

con No hay comentarios

 

Salmo 77:12  “Siempre están en mis pensamientos;
no puedo dejar de pensar en tus obras poderosas.”

Para dar respuesta a esta pregunta primero debo entender el significado de la palabra MEDITAR según el diccionario de la Real Academia Española meditar es pensar sobre una cosa con reflexión y atención; otro significado es reflexionar, darle atención, Y practicar.

Tal vez pocos conocedores de la verdad han aprendido lo importante que es prestar cuidado a lo que se piensa.

Todos alguna vez hemos escuchado la frase “tú eres lo que comes” También es válido decir: “tú eres lo que piensas”.

¿Se puede meditar en cualquier cosa?

La palabra de Dios dice  en Jeremías 17:9  El corazón humano es lo más engañoso que hay,      y extremadamente perverso.     ¿Quién realmente sabe qué tan malo es?

Piensa en las siguientes preguntas:

  • ¿Críticas a los demás?
  • ¿te enojas cuando no te dicen que hiciste un buen trabajo?
  • ¿Te quejas constantemente por tu situación?
  • ¿Cuánto tiempo piensas en los programas de televisión que ves?
  • ¿Recuerdas constantemente las cosas malas que la gente te hace?
  • ¿piensas en hacer daño a las personas con las que estás enojado?
  • ¿Piensas en cosas malas para ti mismo?
  • ¿te alegras con las desgracias de los demás?
  • ¿Tienes pensamientos lujuriosos e impuros?

Definitivamente tú verdadero tú, se muestra por lo que haces y por lo que piensas en tu corazón; en lo que meditas.

Marcos 7:21-22 Dentro del corazón de los hombres hay pensamientos perjudiciales 21 Pues de adentro, del corazón de la persona, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, el robo, el asesinato, 22 el adulterio, la avaricia, la perversidad, el engaño, los deseos sensuales, la envidia, la calumnia, el orgullo y la necedad.

La meditación que nos recomienda las Escrituras nos hace mejores personas y nos da sabiduría y control en las diferentes situaciones.

Proverbios 16:23  dice: “De una mente sabia provienen palabras sabias; las palabras de los sabios son persuasivas.“

Esta meditación hace que tengamos una vida feliz y gratificante.

Salmo 1:2-3  “sino que se deleitan en la ley del Señor     meditando en ella día y noche.
Son como árboles plantados a la orilla de un río,
    que siempre dan fruto en su tiempo.
Sus hojas nunca se marchitan,
    y prosperan en todo lo que hacen.”

Los pensamientos son como un fuego que deben controlarse de lo contrario pueden surgir ideas impropias que alimentan malos deseos y esto nos lleva a pecar.

Santiago 1:14-15 14 La tentación viene de nuestros propios deseos, los cuales nos seducen y nos arrastran. 15 De esos deseos nacen los actos pecaminosos, y el pecado, cuando se deja crecer, da a luz la muerte.”

Por eso la Palabra del Eterno nos lleva a meditar en cosas verdaderamente justas, puras, amables, dignas.

Filipenses 4:8-9  “Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza. ”

Si nuestra mente está  llena de esta clase de pensamientos, tendremos hermosas cualidades, una manera de hablar bondadosa y buenas relaciones con los demás.

Colosenses 4:6  “Que sus conversaciones sean cordiales y agradables,[a] a fin de que ustedes tengan la respuesta adecuada para cada persona.”

Cuídate de lo que vez, de lo que escuchas porque esto  puede contaminar tu mente y llevarte a la destrucción; por el contrario lee, reflexiona, memoriza pon en práctica la palabra de Dios que traerá recompensa y salvación a tu alma.

Adelaida Garcia

Dejar un comentario