Activando las Promesas

ACTIVANDO LAS PROMESAS

Purim

(miércoles 20 marzo- jueves 21 marzo)

 

Hoy les daré una perspectiva un poco diferente de un tema que quizás muchos han escuchado, pero pocos han profundizado Purim. Para dar inicio a esta perspectiva debemos remontarnos en el tiempo de Abram, más exactamente en Bereshit (Génesis) 12:1-3

Génesis 12:1-3 Reina-Valera 1960

 Pero YHWH (Dios) había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.  Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.  Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

 

YHWH (Dios) dará un nuevo comienzo en la vida de Abram, esta promesa transcenderá todas sus generaciones y llegara a tiempos de Esdras y Nehemías donde Israel era un pueblo mermado y sujeto a reyes paganos que no discernían la diferencia entre lo santo y lo profano. Un pueblo que estaba olvidando la promesa que le había sido dada a su patriarca Abraham; un pueblo que más adelante iba a ser amenazado de muerte a punto de exterminio total; pero nuestro padre no olvida aquello que promete y hace maravillas entrelazando propósitos y proporcionando tiempos precisos y exactos para salvación de muchos. ¿podría una promesa dada a sus antepasados ser tan fuerte y cumplirse en tiempos tan oscuros?

Purim nos muestra como la promesa es valiosa; pero más grandemente poderoso el Tener la Emunah (fe-confianza) completa y absoluta para accionar, Mardoqueo y Ester estaban frente a dos grandes retos.

  1. Un pueblo que a pesar de ver su situación estaban pasmados ante sus enemigos
  2. Gobernantes dados a la ambición y codicia y mal carácter

Ester 4: 13-16 nos muestra que la determinación es más grande que los obstáculos. La promesa te da la fortaleza de seguir, te muestra la voluntad del padre; pero solo llegamos a ella a través de las herramientas que nos fueron dadas (ayuno y oración) apartando nuestro tiempo para escuchar la voz que nos alienta a perseverar en las promesas sin importar hace cuánto nos fueron dadas, Es tiempo de accionar esas promesas que trascienden el tiempo, espacio y circunstancias, Por más difícil y cercano que sea el enemigo Yhwh (Dios) nos ayudara a combatirlo con sabiduría, si estamos dispuestos a creer, como ellos lo hicieron.

 

Por: Lucía Velasco